La Inspección Educativa y el adoctrinamiento político partidista.

Sindicat AMES (Acció per a la Millora de l'Ensenyament Secundari)
ames@ames-fps.com
www.ames-fps.com


El pasado 16 de octubre se publicó en El Mundo una entrevista al inspector de enseñanza Jorge Cantallops, en la que el inspector afirmaba que sí había casos de adoctrinamiento ideológico en centros educativos de Cataluña. Fue un acto de sinceridad y de servicio a la sociedad porque, por ejemplo, todo el mundo ha podido ver imágenes de banderas o carteles independentistas en el exterior de colegios e institutos o de paros de la actividad escolar por estos motivos. También fue un acto de valentía, porque en Cataluña es muy fácil manifestarse públicamente a favor de su Gobierno, pero no, si es para criticar algún aspecto. Y así fue, al cabo de tres días, el señor Manel Busom Torres, Subdirector General de Inspección de Educación, le abrió un expediente al inspector Jorge Cantallops.

Lo que ha pasado sencillamente es que la inspección educativa, en lugar de investigar si era cierto o no lo que había denunciado el inspector Cantallops, lo primero que ha hecho es atacar al mensajero, desacreditarlo, para luego poder rebatir su denuncia como si fuera una consecuencia de una persona que está expedientada, es la llamada falacia "ad hominem". Ante esto, sólo podemos hacer una cosa, que es pedir el cese inmediato del señor Manel Busom Torres como Subdirector General de Inspección de Educación por prevaricación.

Otro de los sucesos más reveladores de lo que está pasando en la Inspección Educativa de Cataluña ha sido el comunicado que la Asociación de Inspectores de Educación de Cataluña (AEIC) emitió el mismo día que se publicó la entrevista. Esta asociación, que agrupa al 90% de los inspectores de Cataluña, a la cual no pertenece el inspector Cantallops, ha dicho que ante las afirmaciones de adoctrinamiento en la escuela catalana, expresadas por un inspector que no forma parte de la asociación, manifestan el rechazo a sus afirmaciones, considerándolas falsas.

Para poder entender el comunicado de la AEIC es necesario conocer que el 80% de los inspectores de educación de Cataluña no son miembros del Cuerpo de Inspectores, sino profesores en Comisiones de Servicios, cuya continuidad en la Inspección depende de la renovación anual por parte del Departamento de Enseñanza. Esta situación laboral hace que este colectivo de inspectores sea muy dócil y obediente a los objetivos de dicho Departamento, como por ejemplo que los niños no hablen castellano ni en el patio, que en los centros puedan haber carteles o símbolos independentistas o que cada año aumente el número de aprobados, sea como sea, aunque ello implique hacerle la vida imposible al profesor que no colabore suficientemente con este objetivo.

A esta situación laboral se ha llegado porque la Consejería de Enseñanza de Cataluña no ha querido convocar oposiciones al cuerpo de inspectores desde el año 2002. Esto le ha permitido no tener inspectores independientes, que pudieran criticar su gestión, sino inspectores necesariamente obedientes.

En 2016 se convocaron 40 plazas de acceso por oposición, cuya finalización todavía no ha acabado porque está pendiente de la realización de la última prueba, pero esta convocatoria no se hizo por iniciativa de la Consejería, sino por una sentencia judicial que la obligaba a ello.

Dado que son los inspectores los máximos responsables de que las directrices de la Consejería se apliquen realmente en los centros, se confirma que todo esto no es más que la consecuencia directa del llamado plan de recatalanización ideado por Jordi Pujol en el año 1990, concretamente en su punto 6 "Reorganizar el cuerpo de inspectores de forma y modo que vigilen el correcto cumplimiento de la normativa sobre la catalanización de la enseñanza.".

Muy distinta ha sido la respuesta de la Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE), que comprende inspectores de toda España, que ha exigido al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el "cese inmediato" de los responsables de haber abierto un expediente al inspector Jordi Cantallops. Esta federación, a través de su presidente, el señor Jesús Marrodan, ha declarado que con esta amonestación "quedan en evidencia quienes presumen de tolerancia, dialogo y respeto a la pluralidad" y solicita el sobreseimiento "inmediato" del citado expediente, que "está motivado por cuestiones políticas exclusivamente".

Además, ha solicitado que se convoquen urgentemente oposiciones al cuerpo de Inspectores en Cataluña, en base a competencia, publicidad y transparencia, en la que salgan todas las plazas actualmente en Comisión de Servicios, para normalizar la situación en el menor tiempo posible. El Sindicato AMES comparte esta propuesta y hará todo lo que esté en su mano para conseguirlo.

Barcelona 4 de noviembre de 2017

Sindicat AMES (Acció per a la Millora de l'Ensenyament Secundari)
ames@ames-fps.com
www.ames-fps.com