Un exemple de com s'utilitza un centre educatiu per afavorir l'èxit de manifestacions polítiques partidistes

Aquesta és la carta d'un professor indignat perquè la direcció del centre va decidir, sense voler dir explícitament els motius, que la celebració del Consell de Ministres del dia 21 de desembre de 2018 a Barcelona, contra la qual diferents entitats polítiques van cridar a manifestar-se, calia ser recolzada facilitant l'assistència de l'alumnat, cosa que no ho podria fer si es mantenien les activitats previstes per aquell dia, l'últim del trimestre. Sindicat AMES.

Estimado Jefe de estudios del Institut Xxxxxx Xxxxxxx:

En relación al correo que, en tu calidad de jefe de estudios, nos envías con carácter prescriptivo para “canviar les activitats del 21 de desembre”, “atenent les circumstàncies excepcionals” que, según tú supones, “ens podem trobar el proper divendres dia 21 de desembre”, y que motiva la decisión de “avançar a dijous algunes de les activitats previstes pel divendres”, me veo en la necesidad de hacer las siguientes consideraciones:

1. No puede entenderse cuál es la base real que motiva semejante decisión, que obliga a todos los miembros del Instituto a alterar el normal desarrollo de las actividades previstas de antemano y con solo tres días y medio de antelación. Máxime cuando no únicamente afecta al desempeño normal de las clases del jueves, sino también, en el caso de un curso, se altera, también el horario del miércoles, para así poder “aligerar” las actividades del viernes.

2. Han de actuar motivos poderosos para justificar semejante mudanza. Sin embargo, por toda justificación se aduce unas enigmáticas “circumstàncies excepcionals” que de forma clarividente pareces vislumbrar y que, en todo caso, se deberían haber señalado con claridad para justificar tal decisión.

3. Se ha de tener en cuenta que todos estos cambios impulsan y propician acciones objetivas y mensurables que alteran la actividad de los alumnos al orientarlos a concentrar actividades el jueves, y les predispone sibilinamente a considerar el viernes como un día sin relevancia y prescindible, aun cuando, como tú bien señalas, es, a todos los efectos, un día lectivo.

4. En ausencia de tales explicaciones que motiven esta decisión y no mediando, que yo sepa, ninguna convocatoria sindical ni propuesta institucional que justifique tal medida, y, puesto que se refiere a una fecha tan connotada, no se me alcanza cuál pueda ser la razón de tan apresurada decisión…

Es por ello, y para evitar razonables suspicacias sobre la utilización del Instituto con fines espurios a los específicamente señalados en las leyes y documentos organizativos propios de tal Institución, así como preservar la obligada neutralidad institucional, y alejar cualquier mínima sospecha de que se pretenda alinear el Instituto, bien que de forma indirecta y subrepticia, con determinadas orientaciones de índole ideológica y política; te pido que reconsideres tal decisión y que se vuelva al horario inicialmente previsto en el que el día 21 de diciembre era, simplemente, el último día del trimestre que daba paso a las vacaciones navideñas, fuera del marco mental que algunos quisieran imponer.

Un abrazo,

Xxxxxxxx Xxxxxxxx Xxxxxxxxx
Catedrático de Filosofía
Instituto Xxxxxxxx Xxxxxxxx
Xxxxxxxxxxxx